Nuestros servicios

Klaus ofrece servicio para todas sus máquinas instaladas. Las máquinas vienen con una garantía de piezas y mano de obra de un año y, a partir de entonces, el propietario tiene la opción de extender la garantía o simplemente continuar con el servicio.


En general, los apiladores simples deben recibir servicio al menos una vez al año. Se recomienda dos veces al año en instalaciones más grandes donde hay más uso (residencial multifamiliar) para mantener la confiabilidad.


Ciertos proyectos necesitan un servicio más frecuente dependiendo de la máquina y el uso. Las máquinas semiautomáticas deben recibir servicio semestral.


Las máquinas totalmente automáticas necesitan servicio trimestral.